Empieza a llevar la cuenta de tus auto-saboteos

¿Qué nos impide llegar a la meta? ¿Quién o qué se te cruza para aniquilar el objetivo?

Si comienzas a sacar la cuenta de tus tropezones, edificarás un porvenir menos doloroso.

Nicolás es un atleta increíble. Pero el éxito de sus carreras depende de condiciones específicas: sólo gana cuando hay un clima de 25ºC, si la competencia se realiza entre las 9 y 10 de la mañana, si los competidores son de cabello lacio preferiblemente y si el nivel de higiene, de todos los presentes, es tal que no despidan un olor que le tape nariz.

¿Muchas exigencias para un campeón Todo-terreno? Me recuerda a los cantantes famosos que esbozan un pliego de pretensiones porque sin eso estarían estropeando el show. ¿Toda variable inesperada sabotea tus sueños o la cosa requiere un análisis más profundo?

En el 99% de las veces crees que el saboteo proviene de un factor externo. Si te dieras permiso de mirar hacia dentro y percibir si hay algo íntimo que perjudica tu marcha.

Sin importar el campo de acción o profesión, conviene que lleves un registro meticuloso de las veces en que los objetivos no llegaron a buen fin por causas que pudiste controlar. Sólo masticando la situación puedes llevar más prevención y astucia en tu equipaje emocional.

Eran las 4 te la tarde. La carrera de 400 metros plano tenía 25 segundos de haber comenzado. Nicolás llevaba un buen ritmo, faltaba un 30% del trayecto para llegar como líder a la meta, pero en su cabeza crecía una idea inoportuna: “esta carrera se realiza en condiciones que no son usualmente idóneas para mí … ¿cómo terminará esto?…”. Y al cabo de dos segundos se desparramó sobre la pista, ocupando el último lugar. Miró a todos lados a ver a quién culpaba de su fracaso. ¿El clima? ¿el olor de los rivales? ¿la luz en el estadio? ¿la cara del ayudante? Hasta que detectó quien había sido el causante: Sus cordones. 

cordones1

cordones2

¿Los cordones habían cobrado vida y se pusieron de acuerdo para propinarle una lección? ¿o estos representaban su miedo interno?

Ellos simbolizan aquello que crece silenciosamente para boicotear un propósito. El auto-saboeo siempre nace como una inocente chispita y acaba siendo un descomunal incendio forestal. No tienen vida pero se robotizan para demostrarte lo que puedes atraer cuando los nervios se te salen de control y cuando invitas ideas inapropiadas para la escena. 

Sé que no eres atleta pero te aseguro que hay “cordones” que complican tu paso: el temor escénico que te corta la voz cuando expones una idea, la imprudencia 2 segundos antes de expresarle tu amor a la persona que te encanta, ese video-juego que te secuestra para impedir que termines de redactar aquella propuesta de negocio que te permitiría ganarte la vida haciendo lo que te gusta, la ansiedad que te conduce al postre para arruinar tu dieta, ese gesto grosero que colocaste en la última etapa de la cita de negocios y que desató la desconfianza del aprobador.

Te invito a que en tu equipaje emocional sumes las experiencias de auto-saboteos, de modo que así construyas un futuro prometedor. Futuro que no ocurre en 2 años sino en 5 segundos: cuando midas qué tan comprometido estás con tu evolución.

 

cordones3

cordones4

 

 

Anuncios

3 comentarios en “Empieza a llevar la cuenta de tus auto-saboteos

  1. El sabótaje es una instalación que tenemos desde la infancia, incluso puede estar marcada en nuestro ADN. Es una creencia que se refuerza con la cultura en la que vivimos. Son los miedos que posiblemente algunos podrán administrar y que otros muy seguramente no. Tienen que ver con tus pensamientos y con la forma en que los haces conscientes para lograr los objetivos trazados. Ejercicios como cambiar ciertas palabras del vocabulario pueden hacer la diferencia: No puedo, no soy capaz, nunca lo lograré, es demasiado para mi… Esas deberían salir para siempre de nuestras instalaciones mentales, es cuestión de voluntad y autoestima. Si se puede! Siempre se puede!

    Le gusta a 3 personas

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s